¿Quiénes somos?

Una experiencia en primera persona

 

Siempre he tenido dentro la necesidad de ayudar a los demás y la pasión por investigar. Eso me llevó a estudiar Derecho por vocación y, un poco por casualidad, a trabajar durante 14 años en la misma empresa.

 

Esto quiere decir largas horas sentada en mi mesa ante un ordenador, día tras día.

 

Te lo puedes imaginar: mala postura, miles de horas sentada, dolores de espalda y estrés.

 

Pero un día, apareció el yoga y me cambió la vida. Tanto, que empecé
a formarme como profesora. Mejoraron mis dolores, contracturas y mi
estado de ánimo.

 

Pero sólo durante un tiempo.

Biomecánica, la esencia de este proyecto

Comenzaron a aparecer dolores cuando hacía yoga y de nuevo en la oficina. Y no entendía por qué. Hasta que un día, paré y decidí investigar qué pasaba.

Empecé a estudiar anatomía como loca y cualquier cosa relacionada con el movimiento, y ahí descubrí la Biomecánica.

Me formé con profesores maravillosos en Canadá y EEUU que me guiaron en este camino.

Y a partir de ahí todo cambió. Entendí como se movía mi cuerpo y desaparecieron los dolores. Gané movilidad y bienestar. Tenía más energía y alegría.

Resumiendo: me sentía bien.

Al final llegó un momento en que estar sentada en una oficina no tenía sentido para mí.

Quería ayudar a las personas a moverse, a sentirse. Quería transmitir la importancia de moverse bien, de respetar nuestro cuerpo y conectar con él.

BREATH_ING PULSE NACE DE UNA NECESIDAD PERSONAL, DE UNA EXPERIENCIA REAL.​

Breathing Pulse: Method in Motion

 

Así que dejé la oficina para dedicarme a mi pasión por el movimiento y a transmitir todo lo que he aprendido. Creé Breathing Pulse para ayudar a que las empresas y oficinas dejen de ser lugares grises y pasen a ser lugares agradables llenos de color, donde el empleado se sienta cuidado y a gusto.

 

Es mi manera de ayudar a todo el mundo a moverse, conectar con su cuerpo y sentirse. Bien.